Liderazgo Consciente-Responsable

iStock-39737744Te decimos cuales son las características de un líder consciente y por qué no puede faltar uno en tu organización

El personaje del empresario sin escrupulos, cuyos intereses se encuentran limitados por sus cuentas bancarias, ha dejado al mundo corporativo una pésima reputación como legado; y quizá no está lejos de la realidad. Los derrames de petroleo, los despidos masivos, los techos de cristal, la explotación infantil y una larga lista de prácticas irresponsables se han mantenido como una realidad en diversas industrias por décadas reforzando este paradigma y haciendo que la confianza de los consumidores en las marcas se desvanezca poco a poco.

Ante este panorama, las empresas han adoptado un enfoque alternativo destinado a evitar el colapso de nuestros sistemas naturales y humanos: la responsabilidad social. Sin embargo emprender toda clase de esfuerzos no ha sido suficiente; para volver a ganar la confianza de sus grupos de interés, las marcas necesitan comunicar de una forma más humana sus actividades y, sobre todo, contar con el apoyo de líderes conscientes para hacer que la RSE forme parte del ADN corporativo.

¿Qué es exactamente el liderazgo consciente?

Estar al frente de una organización no es una tarea sencilla. Demanda un gran numero de habilidades, tiempo y energía; así que a menudo quienes la ejercen caen en la trampa de enfrascarse en la obtención de resultados, dejando de lado tanto el equilibrio con su vida personal, como el resto de las necesidades de su equipo y su organización. Un líder consciente es aquel que mantiene su atención en todos estos aspectos al mismo tiempo reconociendo la importancia de cada uno de ellos, tanto para el desarrollo de las actividades de su organización, como para el crecimiento personal propio y de sus colaboradores.

El liderazgo consciente está íntimamente vinculado con el llamado mindfulness, que se define como la capacidad de una persona de prestar plena atención a todos y cada uno de los elementos que conforman el momento presente. Esta habilidad se vuelve especialmente relevante en el actuar de la responsabilidad social, ya que permite a los líderes estar pendientes de las transformaciones de su entorno para encontrar la mejor forma de interactuar con él.

El liderazgo consciente, sin embargo va mucho más allá de reconocer el entorno y ser reconocido por otros; se trata de verse a sí mismo. Según esta filosofía, ningún líder puede estar legitimamente preocupado por el bienestar de su equipo, antes de ser plenamente consciente de sus propias necesidades y buscar su propia sensación de bienestar. Claro que esto no quiere decir que un líder consciente luche por sus intereses por encima de cualquier cosa; simplemente significa que para ser realmente sensible a las necesidades humanas, debe poder identificarse con ellas.

La trampa de la productividad

 

¿Alguna vez has hablado con personas que presumen sus larguísimas jornadas de trabajo? Quizá tu mismo te hayas sentido tentado alguna vez a decir en voz alta lo tarde que te has quedado en la oficina. No lo hagas, es una trampa.

El modelo organizacional tradicional en el que los trabajadores registran su horario de entrada y salida, es en gran medida culpable de enseñarnos a medir la productividad en horas y no en resultados. Como resultado, muchas personas consideran que trabajar más de 12 horas al día los convierte en profesionales productivos y a la larga los hace más exitosos. Nada más lejos de la realidad y para probarlo, un ejercicio sencillo.

Intenta por un momento doblarte para hacer que tus rodillas toquen tu pecho y busca respirar profundamente, o hablar como si estuvieras a punto de dar una conferencia. Lograrlo es realmente difícil, si no imposible, ¿cierto? Ahora piensa cómo harías para trabajar desde esta posición.

Aunque a primera lectura parece realmente absurdo, la realidad es que muchos de nosotros con frecuencia forzamos a nuestro cuerpo a trabajar bajo una tensión similar la mayor parte del tiempo. Esto obliga a nuestro organismo a invertir gran parte de su energía en cumplir con las exigencias de una tarea determinada y promueve un desequilibrio que resta atención a la búsqueda de bienestar.

Ahora intenta ponerte de pie y abrir tus pies hasta la altura de tus hombros; sube los brazos y siente cómo se alivia toda la tensión. Seguramente te es más fácil respirar, hablar y hasta trabajar sin toda esa presión sobre tu cuerpo. Ahora sí estás listo para prestar atención a tu entorno y atender a las necesidades de tus stakeholders procurando tu propio bienestar y el de otros.

Un líder consciente sabe que reducir su propio nivel de estrés le permitirá ser más productivo y atender mejor a las necesidades de su organización; al mismo tiempo contribuirá a impulsar una cultura más equilibrada en su organización, impulsará la productividad de su equipo de trabajo y ayudará a alcanzar cada uno de los objetidos planteados de manera mucho más eficiente.

¿Por qué el liderazgo consciente es importante para la RSE?

En un mundo en el que inspirar a los demás se ha vuelto un tema de quotes motivacionales compartidos a través de Instagram, encarnar un liderazgo realmente consciente se ha vuelto una misión casi imposible. Todo parece partir de la forma en que los demás miran desde el exterior tanto a los individuos como a las organizaciones. Las empresas responsables buscan comunicar a toda costa su compromiso y a menudo se olvidan de trabajar de manera profunda siendo conscientes del impacto de sus actividades.

Un líder y organización que se dispone a hacer una diferencia en el mundo a través del liderazgo, está motivado con freuencia por un deseo de estar al servicio de otros, y ese es sin duda un motivo poderoso. Sin embargo, para ejercer un loderazgo consciente es necesario comenzar por observar detenidamente al interior a fin de encontrar sus áreas de oportunidad y ponerse al servicio de su propio crecimiento saliendo de sus zonas de confort.

El trabajo de un líder no es correr alrededor tratando de salvar al mundo; no se trata de un superhéroe con poderes mágicos. Un líder consciente sabe que para impactar positivamente en su entorno, necesita primero cambiar la realidad al interior de su compañía fortaleciendo su compromiso social a partir de cada uno de sus procesos. Entonces y sólo entonces será posible involucrar a sus consumidores e invitarlos a sumarse al cambio; eso es lo que le permite a una marca ser auténticamente responsable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s