La Relación entre el Consumo de Azúcar y la Obesidad

lima

Un especialista afirma que es mentira dejar de consumir azúcar para combatir el sobrepeso.

Corporaciones de alimentos y bebidas traen “ciencia chatarra” a México para negar daños a salud y combatir el impuesto, alertó Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Luego de que en México se realizara el foro “Evidencia actual en edulcorantes y salud”, en el Centro de Convenciones del Hospital Español, Calvillo recordó que los investigadores participantes en dicho encuentro están enmedio de un escándalo en los Estados Unidos por recibir apoyo de empresas de alimentos como Coca-Cola.

Durante el foro, los participantes insistieron que las bebidas azucaradas no tienen relación con el sobrepeso y la obesidad, que los impuestos a estos productos no funcionan y que estas bebidas tampoco tienen relación con las enfermedades cardiovasculares.

El 9 de agosto pasado, el New York Times dio a conocer que la organización Global Energy Balance Network (Red Global de Balance Energético), formada por un grupo de científicos recibe financiamiento de la empresa Coca Cola y que, incluso, el registro de su página web pertenece a esta empresa.

El problema es que esta organización, que se hace llamar “la voz de la ciencia”, ha enfatizado que el problema de salud pública que vivimos por la epidemia de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, no está en lo que se come, está en la falta de ejercicio.

“A raíz de esta información se ha desatado en los EU un escándalo en relación a las estrategias que está utilizando la industria de alimentos y bebidas para financiar expertos y sembrar dudas sobre la evidencia científica que existe sobre los daños a la salud que provoca el consumo de sus productos, con el único fin de bloquear las políticas públicas dirigidas a disminuir el consumo de sus productos”, señaló Calvillo.

El Poder del Consumidor evidenció que los tres principales expertos invitados al foro en México, así como tres de las instituciones organizadoras han recibido financiamiento de la industria de alimentos y bebidas que comprometen su libertad de conflicto de interés.

Por ejemplo, James Rippe –quien niega la relación entre el consumo de bebidas azucaradas y las enfermedades cardiovasculares– recibió más de 10 millones de dólares para realizar su investigación de parte de la Asociación de Refinadores de Maíz de los EUA que producen el jarabe de maíz de alta fructuosa utilizado para endulzar las bebidas, además de una paga mensual de 40 mil dólares por parte de esta asociación.

Igualmente, el International Life Sciences Institute ILSI de México, tiene como miembros asociados a Bimbo, Danone de México, Kellogg´s de México, Kraft Foods de México, Mars México, Nestlé México, Monsanto Comercial y PepsiCo entre otras.

Calvillo destaca que la gente no debe dejarse llevar sólo porque un “científico” lo dice, pues el encuentro fue organizado por el International Life Sciences Institute (ILSI) de México, que tiene entre sus socios a Coca-Cola, Bimbo, Danone de México, Kellogg´s de México, Kraft Foods de México, Mars México, Nestlé México, Monsanto Comercial y PepsiCo, entre otras.

Fuente: Reforma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s