Mar de Wadden en Peligro

13-09-29-nordfriesisches-wattenmeer-RalfR-15

En la actualidad,  el sistema intermareal ininterrumpido más grande del mundo y un paraíso para las aves migratorias en la costa holandesa corre el riesgo de desaparecer.

El sistema de intermareas más grande del mundo, formado por arena y lodo, podría hundirse bajo las olas a finales del siglo debido al aumento del nivel del mar y al hundimiento causado por las perforaciones de gas financiadas por Barclays y otros bancos internacionales.

El patrimonio mundial de la Unesco del Mar de Wadden, en la costa holandesa, se extiende más de 10.000 km². Sus marismas, bancos de arena, dunas y mejillones albergan millones de aves migratorias cada año, así como miles de focas peregrinas. Pero la costa de Frisia podría tener los días contados. Un informe predijo que estaría sumergida en 2100 si continúan las tendencias actuales del calentamiento global y las extracciones planificadas de gas.

Existen más probabilidades de que el área quede bajo el agua, de las que indican que pueda sobrevivir. La ecuación es bastante simple.

“Como el aumento del nivel del mar y la subsidencia combinados son mayores que la velocidad máxima de sedimentación, entonces con el tiempo, el ahogamiento del sistema de las mareas se hace inevitable”, dijo Rolf Schuttenhelm, investigador del fenómeno.

Los gansos, los ostreros, las espátulas, los pelícanos y los flamencos perderían sus paraísos si los llanos desaparecieran. La pérdida también supondría un golpe mortal para las comunidades que han vivido durante milenios detrás de los diques que salpican la costa de Frisia. Los hundimientos naturales y los taladros de gas están deprimiendo el territorio que está, en su mayor parte, debajo del nivel del mar.

NAM, una sociedad de Shell-Exxon, planea iniciar una operación de perforación de gas el próximo año y otros tres pozos pronto podrían seguirle. La gente local de 14 pueblos han formado un movimiento para resistirlos. Pero todo se trata de dinero.

“Tuvimos una charla con NAM y repetían constantemente que nos ayudarían a hacer la transición hacia energías limpias. Pero es basura, no les creemos. Sólo quieren invertir en él mientras están perforando. Se aferran a sus viejas costumbres y lo destruyen todo por dinero”, contó Willem Schoorstra, un galardonado novelista frisón del grupo.

Debajo de tal discurso está el apego a las tierras bajas y antiguas sobre las que han caminado Romanos, Vikingos y Francos. “Es la tranquilidad, la vista, el sonido de los pájaros, los cielos estrellados, los pequeños susurros de berberechos, gusanos de barro y mejillones. Puedes ir allí dos veces y todo el paisaje habrá cambiado. Es el lugar donde los jóvenes viven sus primeros amores”, dice Schoorstra.

La marea del Mar de Wadden fluye y fluye dos veces al día, trayendo arena, limo y nutrientes que mantienen el lodo en las algas. Esto mantiene los bancos de arena juntos y proporciona alimento para los mariscos y criaturas más pequeñas que alimentan a las aves y hacen que el ciclo de vida del ecosistema cambie.

“¿Qué pasará con nuestros diques cuando perforen para obtener gas bajo el mar de Wadden? ¿Se romperán? ¿Habrá terremotos? ¿Por qué es necesario extraer el gas debajo del mar?”, pregunta Johan Rispens, un pescador local de camarón.

Los activistas dicen que algunos precios locales de las viviendas han caído hasta 50.000 euros cada uno en los últimos cinco años debido a los temores de hundimiento y los terremotos relacionados con la perforación que han dañado unas 100.000 viviendas en la vecina provincia de Groningen.

“Después de los terremotos en Groningen, la gente se despertó y ahora cada vez que un contratista quiere sacar el gas del suelo, las comunidades se rebelan y se unen en protesta. Estos movimientos son cada vez más grandes”, dice Michiel Schrier, gobernador socialista de Leeuwarden, capital provincial de Frisia.

Ha habido perforaciones para extraer gas en la isla de Ameland de la costa del mar de Wadden desde 2006, y Schrier, él mismo, ha participado en muchas de las acciones anti-perforación. El NAM argumenta que puede contener el hundimiento manteniendo “una mano en el grifo” para desactivar sus operaciones si el monitoreo geológico muestra las cavidades que aparecen podrían no ser rellenadas por sedimentación. Pero los procesos geológicos en el trabajo pueden tomar años para ser evidentes, y el plan técnico de NAM fue rechazado por el consejo de supervisión de minas del gobierno este junio último por segunda vez. NAM tiene ahora hasta noviembre 2017 para resolver las deficiencias de su informe, después de lo cual podría enfrentar multas de 500.000 euros por semana.

Desde el año 2006 se produjeron hundimientos de 1 mm por año bajo los llanos y de 3 a 4 mm por año bajo las marismas  como resultado de los 25 pozos perforados en el área del Mar de Wadden desde 1985.

“En el período de transición hacia una sociedad libre de combustibles fósiles, el gas natural todavía tiene un papel importante que desempeñar. Si extraeremos eventualmente el gas del mar de Wadden es otra cosa. Todavía estamos en medio de un procedimiento de revisión”, dijo un portavoz del gobierno holandés.

El gas se ve en los Países Bajos como un combustible puente a un futuro bajo en carbono, ya que emite algo más de la mitad del CO2 que el carbón. Esto sigue siendo 18 veces más alto que la energía solar concentrada y 40 veces más alto que el viento en tierra.

En Frisia, la sospecha generalizada es que su gobierno escucha con mayor atención cuando el dinero habla.

“Holanda es un país pequeño, pero estamos muy lejos de La Haya. Ellos tienen un contrato para entregar gas a otros países y es un gran ingreso para ellos”, dijo Schrier.

La cuestión alcanzó el nivel de la sala de juntas a principios de este año cuando Rabobank anunció un embargo sobre nuevas finanzas para la explotación de gas bajo el mar de Wadden. El banco es un importante proveedor de hipotecas en la zona. ING y ABN Amro, otros dos grandes bancos holandeses, rápidamente siguieron su ejemplo.

Mientras tanto en el Mar de Wadden, Renate de Backere, una guía del patrimonio de la humanidad, examina el remoto y salvaje lodo cuando se le pregunta sobre la inevitabilidad del hundimiento. Es un proceso natural, pero ahora los seres humanos han creado una situación en la que ya no tienen más control. El Mar de Wadden está en peligro porque si ya no hay barro, no habrá lugares donde los focas descansen, las aves ya no podrán acceder a los alimentos y el ecosistema se convertirá en un mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s