La paz en México

LOGO-POR-UN-MÉXICO-EN-PAZ11-1024x456 copiaLa tasa de homicidio aumentó 18%; 61% de estas muertes se cometieron con un arma de fuego.

El Índice de Paz México (IPM) 2017, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), señala que el nivel de paz tuvo un deterioro de 4% en 2016, lo cual se debe principalmente a un aumento de 18% en la tasa de homicidio; 61% de estas muertes se cometieron con un arma de fuego.

Esta es la primera vez que México presenta una disminución en el nivel de paz después de haber comenzado a mejorar en 2012.
El deterioro habría sido mayor, de no haber sido por las leves mejoras en los niveles de delitos con violencia y por el avance en la implementación de la reforma al sistema de justicia. La tasa de delitos con violencia disminuyó 9% en 2016, mientras que la tasa de presos sin condena se redujo 13%.

El IPM 2017 hace hincapié en los elevados costos de la violencia en México, ya que su impacto representa 18% de la economía del país, es decir, 3.07 billones de pesos. Esto equivale a $25,130 pesos por persona. En algunos estados el impacto es mucho mayor; por ejemplo, en Colima fue de casi $66,500 pesos. La violencia también tiene un efecto adverso en las empresas, las cuales identifican a la inseguridad y la delincuencia como su principal preocupación, muy por encima de otros temas como los impuestos y la corrupción.

En los últimos seis años, los estados que han presentado las mayores mejoras son Nayarit, Durango, Coahuila, Quintana Roo y Chihuahua. Por su parte, Colima, Baja California Sur, Zacatecas, Oaxaca y Michoacán registran los mayores deterioros. El factor común de los estados que han sufrido deterioro son las crecientes tasas de homicidio. En 2016, Colima tuvo una tasa de homicidio tres veces más alta en comparación con su nivel de 2011.

Para poner estos datos en contexto, es importante señalar que México ocupó la posición 140 de los 163 países evaluados en el Índice de Paz Global 2016, elaborado también por el IEP. Por otro lado, el reporte del IPM señala la necesidad de mejorar la confiabilidad de los datos oficiales ya que algunos estados, como Nayarit y Veracruz tienen una discrepancia de 60% entre las víctimas de homicidio registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y las registradas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) basadas en actas de defunción. Por otro lado, aunque la cifra negra amenaza la credibilidad de estos datos, el IEP hace un ajuste a los resultados del índice utilizando el porcentaje de esta cifra que marca la ENVIPE.

A pesar del retroceso del último año, el país sigue siendo casi 14% más pacífico que en el punto máximo de la guerra contra las drogas en 2011; y 21 de los 32 estados han logrado mejoras. Las tasas de delitos con violencia se encuentran en su nivel más bajo en 14 años, mientras que la tasa de homicidio es 16% menor que en 2011.

“El incremento en homicidios en México en 2016 es alarmante ya que dos años de alza en este delito impacta el avance de los 4 años previos,” señala Steve Killelea, presidente ejecutivo del Instituto para la Economía y la Paz. “La confianza en la policía ha mejorado, sin embargo, permanece baja, particularmente a nivel local, en comparación con otros países latinoamericanos. Es decisivo para el país mantener el enfoque en el combate a la corrupción y en mejorar la calidad de las policías.”

El IPM se ocupa no sólo de estudiar la violencia, sino de identificar los factores sociales clave que son el fundamento de la paz, a este marco le llama Paz Positiva. Dar seguimiento a los avances en este marco ayuda a identificar dónde deben darse inversiones estratégicas para asegurar la paz a largo plazo.
La Paz Positiva ha mejorado en México. En los últimos años aumentó la matrícula de la enseñanza media superior y disminuyó el costo de abrir una empresa. Se han logrado avances moderados en cuanto al buen funcionamiento del gobierno y los bajos niveles de corrupción. Desde 2011, el número de personas que perciben menores niveles de corrupción en todos los cuerpos policiacos y el sistema de justicia ha mejorado un 13%.

Sin embargo, el libre flujo de información es uno de los factores de paz que se ha visto más afectado últimamente, ya que tan sólo en 2016 fueron asesinados 76 periodistas. Esto representa una amenaza para la libertad de expresión en el país.

“A fin de aumentar el nivel de paz en México, el IPM 2017 identifica cuatro aspectos críticos que deberían ser prioritarios para el gobierno: disminuir la impunidad; asignar mayores recursos económicos y capacitación a las fuerzas policiales; poner en marcha estrategias que disminuyan el número de homicidios, y prestar atención al papel de los gobiernos locales”, señala Michelle Breslauer, Directora del IEP.

“Si bien las reformas al sistema de justicia comienzan a tener un efecto positivo, es necesario seguir haciendo inversiones para reflejar el impulso en logros concretos como disminuir la impunidad. En México, el 91% de los delitos que se cometen, quedan impunes. Las policías municipales se perciben como las más corruptas y menos confiables de todas las fuerzas del orden público. Ello apunta a la necesidad de que los gobiernos locales participen activamente en la construcción de legitimidad y confianza”, indica Patricia de Obeso, Coordinadora del Instituto para la Economía y la Paz en México.

Comunicado de Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s