Empresa Verde

maxresdefaultSer una empresa verde es muy fácil si te comprometes con estas iniciativas sustentables.

Ahorrar agua y energía, usar papel reciclado, comprar productos orgánicos o sustentables, y separar la basura son algunas acciones que muchos realizamos en casa para contribuir al cuidado del medio ambiente y ser más responsables de nuestras acciones. No obstante, así como nos preocupamos por hacer esto en nuestros hogares, también es necesario implementarlo en el trabajo y ser una empresa verde.

Ya hemos comentado antes que una compañía comprometida con la responsabilidad social (RSE) no solamente tiene que concentrar sus esfuerzos en operaciones externas, sino en su cultura interna: ser inclusivo en su atracción de talento, ofrecer igualdad de oportunidades, apoyar los negocios locales y, por supuesto, tener oficinas que sean amigables con el medio ambiente.

 

Ser una empresa verde no es difícil y todos los integrantes deben participar para lograrlo. Además de los beneficios para el ambiente, ayudará a tu negocio a reducir gastos aunque la acción sea mínima.

Te compartimos las seis formas que Business Collective listó como las mejores para convertir tu lugar de trabajo en ecofriendly.

Recuerda aprovechar la comunicación de RSE para difundir estas iniciativas en tu compañía, y motivar a tu equipo de trabajo a comprometerse con cada una de ellas.

Cómo ser una empresa verde

1. Siempre piensa en la sustentabilidad

¿El papel o las libretas de tu empresa son reciclados? ¿Con qué artículos hacen la limpieza de las oficinas? ¿El retrete del baño ahorra agua? En este punto, hasta el más mínimo detalle, como comprar papelería reciclada, puede marcar una diferencia. En Grupo Green Market puedes encontrar este tipo de productos que, incluso, pueden estar brandeados.

Anima a tus empleados a no dejar luces encendidas si no están en el cuarto o sala, no gastar el agua, disminuir su generación de basura e incluso a dejar de comprar botellas de agua o vasos de café desechables, y mejor traer envases de vidrio o termos para rellenar.

2. Trabaja con negocios responsables

Busca la oportunidad de colaborar con empresas que estén comprometidas con la RSE y la sostenibilidad, ya sea aliándose para una oportunidad de negocio en conjunto o apoyándose mutuamente en proyectos o comunicaciones. En caso de que tu empresa lo requiera, no olvides darle preferencia a los pequeños productores de las comunidades.

Al unirte con otras compañías y proveedores responsables, los esfuerzos de todos los involucrados por promover la RSE se multiplicarán y alcanzarán a más consumidores para convencerlos de cambiar sus hábitos de compra.

3. Fomenta el trabajo en casa

El famoso home office tiene más ventajas de las que imaginas. No es un pretexto para no ir a la oficina, más bien es una forma de ayudar tanto a tus colaboradores como a ti, puesto que muchas veces alivia su estrés, son más productivos y hay un mayor balance entre su vida personal y el trabajo.

 

Cuando permites que tu equipo labore desde casa un par de días a la semana, ellos ahorran gasolina o dinero (y tiempo) de transporte, y tú economizas en gastos de luz y agua.

4. Recicla y reduce tus consumos

Como ya mencionamos, la compra y uso de papelería reciclada es un gran paso para ser una empresa verde, pero no te quedes únicamente en las libretas y las plumas. Colocar botes de basura que separen lo orgánico de los vidrios, cartones y plásticos, así como reciclar los cartuchos de las impresoras son dos buenas alternativas. Una vez separados los desechos, puedes llevarlos a TerraCycle para darles una nueva vida útil.

Comunica a tus empleados la importancia de estas acciones y, de igual modo, pídeles que no olviden apagar aparatos electrónicos que no estén utilizando. Si notan que, por ejemplo, una computadora se quedó encendida y nadie la ocupa, no duden en apagarla.

5. Deja el papel

Aunque a veces dependemos mucho del papel, no es tan difícil dejar de usarlo. En vez de imprimir comunicados u otros documentos internos, envíalos por correo o proyéctalos en pantallas. Pide a tus colaboradores que sigan el ejemplo y eviten el uso innecesario del papel. Otra manera de crear conciencia entre tus colaboradores y personas externas es añadir a tu firma electrónica frases como “Antes de imprimir, piensa en el medio ambiente” o “Por favor, no imprimas este correo si no es necesario”.

Esta iniciativa minimiza la generación de residuos, disminuye el consumo de energía que se utilizaría en la producción de papel, contribuye a la conservación de los árboles y ahorra costos en papelería.

6. Utiliza energías y transportes alternativos

Si cambias la fuente energética de tus oficinas y utilizas focos LED, energía solar u otra clase de energías alternativas, ayudarás a reducir las emisiones de carbono y, por lo tanto, a reducir los niveles de contaminación. Eso no es todo, ¿sabías que el uso de energías renovables es deducible de impuestos? Te recomendamos revisar la Ley del Impuesto sobre la Renta (artículo 34, fracción XIII) para que conozcas más detalles.

Otra buena idea es implementar un programa de carpooling o fomentar el uso de otros transportes alternativos, como la bicicleta, para que tú y tus colaboradores se trasladen a la oficina, siempre y cuando esto no afecte sus tiempos de llegada y salida.

 

Como puedes ver, ser una empresa verde no es complicado. Los beneficios son varios y la manera de conseguirlos es sencilla. ¡Apuesta por la sustentabilidad y fortalece tu compromiso con la RSE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s