Las Fundaciones en México

corporate-social-responsibility¡Este es el aporte e impacto de distintas fundaciones en México!

Lorenzo Servitje Sendra,
In memoriam

“Comienzo con la premisa de que
la función del líder es
producir más líderes,
no más seguidores.

Ralph Nader

Por Emilio Guerra Díaz

En una excelente nota publicada el 3 de febrero en Expoknews por nuestra compañera Daniela Lazovska donde aborda el más reciente informe del Centro de Filantropía Efectiva (The Center for Effective Philanthropy – CEP – por sus siglas en inglés), denominado “The future of Foundation Philanthropy”, nos presenta su análisis que puede ser consultado aquí .
Tanto la nota de Daniela como el estudio del CEP motivan a reflexionar sobre qué sucede en México respecto al aporte de las fundaciones. Como se ha aclarado en Fundaciones Empresariales, la denominación fundación alude a una organización cuyo foco principal es levantar recursos de la comunidad para asignarlos al apoyo de proyectos, programas y servicios de las denominadas organizaciones operativas (las que realizan dichas actividades). Existen 4 tipos de fundaciones: empresariales, independientes, familiares y comunitarias. Todas ellas aportan recursos privados para fines públicos por lo que también se les conoce como fundaciones donantes.

Como también se ha señalado en esta columna, existen ya afortunadamente, algunos estudios respecto a la situación de fundaciones en México. En particular, se pueden citar algunas que conciernen a la figura fundación comunitaria: Charry, Clara Inés y López Jasso, Susana; “Las fundaciones comunitarias en México” UAM-I, México, 2004; Tapia, Mónica; et. al. “Fundaciones Comunitarias en México: un panorama detallado”, Ed. Alternativas y Capacidades, México, 2009; Muñoz Grandé, Humberto y Natal, Alejandro: “Fundaciones Comunitarias en México: nuevos aportes para el desarrollo local”, Ed. Fundación para el Desarrollo del Tercer Sector, México, 2016 y sobre Fundaciones Empresariales: Butcher, Jacqueline; et. al. “Fundaciones empresariales en México: un estudio exploratorio”, ed. CIESC, México, 2014. Respecto a estudios focalizados únicamente en las fundaciones familiares e independientes, aún no hay indagatorias profundas, solo artículos.

Por tanto, para hacer referencia a la pregunta ¿Qué están haciendo las fundaciones en México? Habría que revisar su rol en referencia a algunas variantes que pueden alentar o inhibir su contribución:

a) Dimensión del universo
b) Relación con otros sectores
c) Marco legal
d) Gerencia
e) Recursos
f) Relación con la comunidad
g) Campo de acción

Dimensión del universo

¿Qué tan grande es el sector fundacional? Para definir su magnitud es necesario recordar que sobre fundaciones empresariales el estudio del CIESC señaló que en 2014 existían 131 organizaciones en el país. Quizá hoy la cifra alcance las 160 debido a que se han creado algunas más y otras están en proceso de constitución. Sobre fundaciones comunitarias no existen arriba de 40 y la mayoría está asociada a Comunalia. Respecto a fundaciones independientes y familiares, éstas no suman siquiera 300. Así, el mundo fundacional mexicano puede estimarse en alrededor de 500 fundaciones donantes.

Relación con otros sectores

Aún las posibilidades que ofrece una fundación sobre todo por la empresa no son explotadas al máximo, como por ejemplo, cómo puede ayudarle a disminuir practicas de corrupción con el gobierno. Por otra parte, la mayoría de fundaciones no consideran que un importante rol que juegan es que son fortalecedoras de organizaciones de la sociedad civil. Predominan con ellas las relaciones donde el financiador manda y no se privilegia una relación de socios, esto se debe en parte también en el desempeño de éstas. El mundo fundacional requiere también fortalecerse.

Marco legal

Al no existir un catálogo que defina una correcta nomenclatura de lo que es una fundación, el público en general no distingue a una fundación de una organización operativa. Los vacíos legales respecto a las asociaciones civiles de auto beneficio provocan que existan maniobras para constituir “fundaciones” para fines políticos. Sin embargo, el mayor problema es la constante amenaza que proviene del gobierno (en todos sus niveles) pues desconfía ampliamente del sector filantrópico, razón por la cual año tras año desea profundizar los controles al grado de asfixiarles. Históricamente, en el discurso el gobierno (cualquiera que sea su filiación partidista) dice que les apoya, pero en los hechos no existen incentivos, ni una política pública que fomente el crecimiento del sector filantrópico y de las fundaciones. Prácticamente su dimensión sigue siendo el mismo entre las organizaciones que nacen y las que desaparecen como donatarias autorizadas.

Este año es crucial para definir el destino no solo el particular de las fundaciones, sino de todo el sector filantrópico en general, al ser aprobadas medidas que profundizan más la brecha entre organizaciones. El gobierno convocó a un diálogo que aún no se ha organizado.

Gerencia

Persiste en la práctica la improvisación de los cuadros gerenciales de las fundaciones. Muchos de sus directores aprenden sobre la marcha. Muchos de ellos no han incurrido en la práctica de ser donantes individuales o voluntarios que les permita un acercamiento a las realidades a las que se enfrentan las organizaciones operativas. En algunos casos se privilegia el trabajo de la fundación para fines reputacionales o prestigiar la imagen, sea empresarial o personal en lugar de considerar los beneficios en la comunidad. Persiste impericia en la medición de impactos y efectos. Otro de los temas que están pendientes es definir que se entiende por retorno de inversión (SROI).

Recursos

Muchas fundaciones están trabajando en la comunidad para levantar recursos donde las organizaciones operativas tradicionalmente se mueven lo que ocasiona una yuxtaposición de intereses justificando que desean complementar sus presupuestos de inversión. Así por ejemplo, muchas fundaciones empresariales están buscando donaciones del público en general con los aspectos aberrantes que ello implica. La creación de fondos patrimoniales aún no es una práctica común y dependen de los recursos anuales de sus fuentes de financiamiento. Respecto a cómo destinan los recursos, una moda se ha interpuesto en el trabajo de asignación de fondos: desean financiar proyectos “por una sola vez y que sean auto sostenibles”, para que las organizaciones operativas no vuelvan a pedirles. Muy pocas fundaciones tienen una visión de largo plazo como inversionistas sociales.

Relación con la comunidad

Si bien empíricamente se puede afirmar que la creación de organizaciones de la sociedad civil y programas de voluntariado va en aumento, fenómeno bien visto; respecto al crecimiento de las fundaciones donantes es más lento y parsimonioso. La comunidad no recibe información puntual sobre el aporte de las fundaciones pero en cambio, ante cualquier iniciativa de gran visibilidad, el público enjuicia y condena la mayoría de las veces sin fundamentos. Se hace necesario comunicar más y mejor.

Campo de acción

Si bien el estudio de CPE señala que tres son las áreas de interés actual de las fundaciones en EEUU: Riqueza y desigualdad, el cambio climático y el medio ambiente, y la educación. En México el abanico es mayor pero existe una tendencia negativa: menospreciar el trabajo de asistencia, que es igual de importante y necesario para el bienestar que la inversión social por lo cual han disminuido los recursos destinados a las organizaciones que trabajan en ese campo. En ocasiones se desdeña con soberbia que ese ya no “debe” ser un espacio de intervención de una “fundación moderna”.

Sin embargo, persiste el interés en México y la mayoría de las fundaciones por la educación en sus distintos niveles y temas relacionados. El núcleo de población de mayor interés es la infancia. Pero el tema más alejado del espectro de causas de ayuda son temas relacionados con los derechos humanos (migrantes, minorías, diversidad y tolerancia, etc.).

Dentro de las tendencias del trabajo fundacional, una peculiaridad de los últimos meses es incorporar como guía para su actuar, incorporar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y dentro de ellos el tema medioambiental es transversal.

Finalmente, se puede afirmar que las fundaciones están focalizando su trabajo a ciertas áreas en las que pueden incidir. Aquellos tiempos de apoyar todas las causas ha terminado.

Desde el Consejo Directivo

 

El Presidente del Directorio pidió a sus colegas ponerse de pie y guardar un minuto de silencio en memoria de Don Lorenzo Servitje Sendra, hombre ejemplar, empresario profundamente comprometido con el bienestar de sus colaboradores, padre de familia que sembró en sus hijos la voluntad de ayudar y ser generosos como él, insigne filántropo que plasmó su esencia en diversas iniciativas que perdurarán por mucho tiempo, una de vida que seguira inspirando a miles y miles de mexicanos en su acturar… posteriormente el Consejo Directivo otorgó un minuto de aplausos y expresó su pésame a la familia Servitje Montull.

El Presidente expresó que la Secretaría de Relaciones Exteriores está indagando cómo fueron utilizados los recursos donados a la Fundación Juntos Podemos en EEUU y como posiblemente, se hayan regresado a la representación en México de aquella organización para manejo del equipo de Josefina Vázquez Mota. Recordó que de acuerdo la revista Proceso “la investigación de la dependencia federal se dio a raíz del presunto mal manejo de recursos por parte de Eduardo Bravo Calderón, Emilio España y Alejandro Quiroz-Pedrazzi, operadores financieros de Vázquez Mota”, algunos de los cuales ya renunciaron a la asociación.

La Secretaria del Consejo Directivo compartió con sus colegas que la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac), en conjunto con la Fundación Pedro Zaragoza abrirán un banco de Alimentos de Ciudad Juárez. Su operación estima que beneficiará a 15 mil de personas de ese municipio con lo que además se espera fortalecer las alianzas a favor de la alimentación.

El Tesorero de la organización indicó que este viernes 10 se llevará a cabo en CECAPISS de la Junta de Asistencia Privada del DF una sesión informativa del trabajo que realiza Confió, Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes, que tiene como objetivo incrementar la confianza de donantes en la organización. En esta ocasión la convocatoria es apoyada además por Dibujando un Mañana.

El Director de la organización reflexionó en torno a la noticia de que Google en EEUU está organizando una campaña de procuración de fondos para alcanzar 4 millones de dólares que serán destinados a organizaciones que apoyan a migrantes. Un ejemplo de lo que se puede hacer. De este lado del país fue espectacular la respuesta en Tijuana donde la sociedad civil exhortó a realizar un “paro” a través de “unas horas por México” donde se pidió no cruzar la frontera y no realizar compras. Los resultados fueron percibidos en San Diego.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s