Alternativas ante el gasolinazo

ver5El alto precio de la gasolina afecta nuestra movilidad, pero no tiene que ser de una manera negativa.

El 2017 no empezó de la manera más dulce. Un nuevo gasolinazo se anunció semanas antes de terminar el 2016 y, por supuesto, nadie tomó la noticia con alegría. Desde el primer minuto de este nuevo año, el precio de la gasolina aumentó en casi un 20% y no fue el único costo que incrementó.

Ante el malestar de la gente, el presidente Enrique Peña Nieto lanzó un mensaje afirmando que el ajuste en el precio “no es resultado ni de la Reforma Energética, ni de la Reforma Hacendaria (…) refleja más bien el aumento en los precios internacionales de la gasolina”.

Asimismo, expresó que comprendía la “molestia y el enojo” de los mexicanos ante este nuevo importe que, igualmente, afectará los precios del transporte público.

No obstante, las palabras no fueron suficientes para calmar a los ciudadanos, quienes han protestado en las calles y autopistas, tomado casetas y gasolineras para exigir que se retire esta alza en el precio de la gasolina y el diésel.

El sector privado tampoco dudó en exhibir su enfado y, de acuerdo a La Jornada, pidió un blindaje de la industria nacional y la revisión de “la fórmula mediante la cual se determinarán los precios mínimos y máximos de las gasolinas”.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) pidieron al gobierno no solo que se mostrara comprensivo en estas circunstancias, sino que diera el ejemplo con su austeridad y dispusiera más eficientemente del gasto público, según reportó El Universal.

Hay excelentes ideas con un pésimo “timing” (…) Ahora los precios de la gasolina [se desplomarán] justo cuando hay un peso impresionantemente depreciado frente al dólar y los precios del petróleo inician una tendencia al alza, gracias a los acuerdos de muchos países productores. –Sergio Negrete, Forbes.

Sin duda, este no ha sido el mejor inicio de año que ha tenido México, puesto que “el gasolinazo más brutal en muchos años”, como lo denominó Forbes, afectará nuestra economía y movilidad.

¿Qué podemos hacer en esta situación? A pesar de que la gente se ha apresurado a brindar alternativas e incluso a difundir formas de protestar –como no consumir gasolina por tres días–, la realidad es que necesitamos más propuestas que nos ayuden a enfrentar este problema de manera más permanente, incluso que cambie nuestro modo de transporte a uno más sustentable.

Existen tres opciones que, como dueño de una empresa –grande o pequeña– o como ciudadanos, podemos implementar en nuestras actividades diarias para ayudar no solo a nuestros bolsillos, sino al planeta.

3 opciones responsables para combatir el gasolinazo

– Vehículos híbridos
Manejar un automóvil híbrido siempre ha sido una de las principales alternativas para reducir las emisiones contaminantes y, por lo tanto, minimizar el impacto ambiental negativo que provocamos al conducir por la ciudad.

Ahora que cargar gasolina se está convirtiendo casi en un lujo, es momento de considerar los autos híbridos como una solución fija, es decir, verlos como el medio de transporte por antonomasia. Actualmente, los coches híbridos no son tan caros como en un inicio, así que son una opción viable para algunos.

El uso de esta clase de autos concierne no solamente a las personas, sino a las empresas. Cambiar su flotilla de vehículos convencionales por híbridos es un buen paso a dar, tal como CEMEX lo hizo hace un par de meses, comprometiéndose a reducir en un 42% las emisiones de CO2.

 

– Carpooling
¿Car… qué? El carpooling es un método de viaje que se está haciendo cada vez más popular. La dinámica es compartir un auto con otras personas que se dirigen al mismo destino que tú o a sitios cercanos, y de esta manera no gastar tanto en gasolina ni contaminar el ambiente con tres coches cuando se puede usar solamente uno. Además, así se evita la congestión vehicular en las urbes.

Aplicaciones móviles como Uber ofrecen el servicio y tiene una tarifa más baja que un viaje normal. Debido a esto, más personas están empezando a seguir esta tendencia y varias compañías están dispuestas a pagar este tipo de transporte a sus colaboradores.

Si tú y algunos de tus compañeros pueden compartir un automóvil para ir al trabajo o regresar de él, no duden en probar el carpooling. Como empresa, puedes organizar a tus colaboradores para que viajen juntos o contratar los servicios de Cabify o Uber.

– Biking
Aunque cada día hay más personas que optan por moverse en bicicleta, aún no es un medio de transporte muy utilizado debido a que las vialidades de la ciudad de México no son las mejores para un ciclista.

Sin embargo, puedes aplicar el biking en distancias cortas. Por ejemplo, irte en bicicleta de tu casa al metro o transporte público más cercano para ir a tu trabajo, o bien, utilizar la bicicleta en fines de semana o para recorrer distancias más cortas.

De este modo cuidarás el medio ambiente, harás ejercicio y ahorrarás en gasolina. Eso sí, no olvides llevar el equipo adecuado y en buen estado: casco, chaleco, luz trasera, etcétera.

Estamos conscientes que estas alternativas de transporte responsable no restan importancia al hecho de que el costo de la gasolina aumentó, y está dañando la situación económica de muchas personas, pero ver una oportunidad de fomentar la sustentabilidad en medio de esta problemática es una buena manera de cambiar la perspectiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s