RSE en el mundo

 

rseLas empresas españolas son las más interesadas en entregar informes de sostenibilidad y ser transparentes.

La demanda de transparencia en el mercado no llegó sola ni por voluntad propia. Escándalos financieros a nivel internacional –especialmente en Estados Unidos y Europa– han provocado que los grupos de interés pierdan la confianza en los corporativos y exijan que estos sean honestos en sus actividades; para ello, se necesitan pruebas más allá de las promesas. La responsabilidad social empresarial (RSE) y la entrega de reportes de operaciones han cobrado un rol fundamental para los corporativos, que ahora toman con más formalidad su rol de agentes sociales.

Aunque varias compañías globales están apostando por la responsabilidad social e informan de sus progresos, un estudio de OBS Business School en Barcelona, “Transparencia en empresas españolas”, revela que en España las compañías han probado ser más activas en presentar informes anuales de sostenibilidad, respaldados en datos del Global Reporting Initiative (GRI), el Instituto Nacional de Estadística (INE) y su Directorio Central de Empresas (DIRCE).

Mediante un análisis del nivel de transparencia de los 35 corporativos que conforman el Ibex35 (Índice Bursátil de Referencia de la Bolsa Española) desde el 2013 al 2015, el estudio muestra cómo se ha dado la implementación de la RSE, cómo se ha desarrollado en este país y qué medios usan para comunicarse con los grupos de interés.

Incluyendo la RSE en el negocio

“En un entorno de incertidumbre, la calidad y el modo en que se transmite la información son relevantes”, afirma el estudio de OBS. El ojo público y las nuevas regulaciones legislativas son dos aspectos que, en gran parte, han obligado a las empresas –grandes, medianas y pequeñas– a modificar sus políticas y a tomar el papel socialmente responsable que siempre les ha correspondido.

Esto ha provocado que se abran diálogos reales con los grupos de interés y la divulgación de los datos financieros y no financieros de las compañías ahora sea más accesible, siendo Internet la plataforma favorita para difundir información, incluidos los informes anuales de sostenibilidad, cuyo contenido básico es incluir resultados de las iniciativas sociales, así como datos sobre operaciones y procesos presentes y futuros.

Estas acciones están recuperando la confianza de los inversionistas, proveedores, colaboradores, instituciones gubernamentales y, por supuesto, el público general. Con la certidumbre de esta honestidad, las empresas también logran impulsar su desarrollo y se les presenta un nuevo abanico de oportunidades enfocadas, más que nada, en la responsabilidad social.

De acuerdo con DIRCE, a principios del 2015 había un total de 3,182,321 empresas en España, de las cuales el 99.87% correspondían a PyMEs y el .13% restante eran grandes corporativos. Si comparamos estos números con el resto de la Unión Europea (UE), podemos darnos cuenta que las cifras no varían demasiado, de hecho, son muy parecidas.

 

Según información del GRI, de entre otros 9 países de la UE, el sector privado de España es el que más ha entregado reportes de sostenibilidad en dos años consecutivos, seguido de Alemania.

 

En 2013, los españoles lideraron con el 26% de empresas publicando reportes y en el 2014, continuaron a la cabeza con el 25%. Alemania se mantuvo en segundo lugar con el 18% y el 19%, respectivamente; en tercer lugar se colocaron Inglaterra e Italia empatadas con el 11% en 2013, pero en 2014, Italia ganó el tercer puesto con el 13%.

Informes de sostenibilidad 2013

 

España es líder a nivel internacional en este campo, esto se puede comprobar por el número de empresas líderes en los índices internacionales de sostenibilidad, el número de empresas integrantes en el Pacto Mundial de la ONU y en el número de empresas que publican memorias de RSC. –Aldo Olcese

 

Grandes corporativos y PyMES, ¿quién es más responsable?

Si bien la mayoría de las empresas se adhiere al modelo GRI, varias compañías presentan memorias sostenibles que no se adecuan a este molde o agregan datos que no pide el GRI. Esto no es malo, al contrario, es una evidencia más de la inclinación de las compañías españolas por mantener a sus grupos de interés bien informados, para que den fe de la claridad de sus operaciones.

 

Otros datos proporcionados por el GRI señalan que las empresas que publican informes sostenibles son, mayormente, grandes corporativos y multinacionales que únicamente representan el .1% del grupo de compañías en España. Las PyMEs dominan el sector ocupando más del 90%, pero solo unas cuantas reportan sus actividades financieras, no financieras y sustentables.

 

¿Cuál es la razón de esto? No es falta de interés de las PyMES, ya que algunas sí se preocupan por mejorar su transparencia y su reputación mediante el desarrollo de iniciativas de RSE y la publicación de informes; el verdadero inconveniente es la falta de regularizaciones para esta clase de empresas.

Conforme a lo que dice el estudio de OBS, las normativas como la Ley de Transparencia de las Sociedades Anónimas Cotizadas o las guías de elaboración escritas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores están dirigidas a corporativos grandes. Lo que hace falta es tomar en cuenta la inquietud de las PyMEs por unirse a las prácticas responsables y ofrecerles lineamientos que sirvan para orientarlos y que, gradualmente, se incremente el número de compañías pequeñas y medianas en la entrega de memorias de sostenibilidad.

Podemos decir que España cuenta con un sector de grandes empresas que se puede situar a la vanguardia de la sostenibilidad (…) Hay que reconocer que [las empresas pequeñas] han ido avanzando de forma más modesta. – Elena Mañas y Óscar Montes.

¿Qué sectores presentan un mayor número de informes?

 

Las empresas que se dedican a los servicios financieros son las que más entregan informes de sostenibilidad, representando el 19% del total en 2013 y 2014. La industria de energías renovables lo sigue en segunda posición, siendo el 14% del total. La causa principal de que estos dos se hayan convertido en los más dedicados a ser transparentes es el aumento de la regulación legislativa; esta realidad los ha impulsado a estimar mucho más la confianza de sus grupos de interés, que los ayudará a mejorar su rendimiento.

En cambio, los sectores que menos publican informes (y que no aparecen en la tabla del GRI) son químico, turístico, automovilístico, de aviación, ferroviario, servicios de consultoría, telecomunicaciones, comunicación e inmobiliario.

Internet, la solución para ser más transparentes

Las plataformas en línea han demostrado ser la mejor herramienta de comunicación y todos nos hemos adaptado a ellas. Esto también es beneficioso para las compañías, pues les permite difundir sus reportes y otros datos relevantes de manera instantánea, a nivel mundial y a bajo costo; asimismo, les permite entablar una conversación con sus grupos de interés y ayudarlos a tomar decisiones. La página web de un corporativo debe incluir información sobre sus políticas de RSE, códigos de conducta, objetivos de corto y mediano plazo, resultados de iniciativas y metas logradas. Además, usar un sitio en línea les da libertad para personalizarla a su gusto y acorde a la estrategia que necesita el negocio.

Una gran parte de las grandes empresas que pertenecen al Ibex35 ofrece comunicación completa en páginas web, únicamente hay 4 empresas que, de acuerdo con el análisis de OBS, no aprovechan internet como plataforma de comunicación de la RSE con sus grupos de interés.

 

Las empresas españolas tienen más iniciativa que otros países en mostrar información más transparente y simétrica a los diferentes grupos de interés. –OBS Business School

Recientemente en ExpokNews también hablamos de las 25 empresas más valiosas del mundo y cómo comunicaban su sostenibilidad en su sitio web.

España es el país más interesado en la sostenibilidad

Toda esta información indica un hecho incuestionable: España es el país europeo que más se interesa por responder ante las demandas de transparencia y responsabilidad social, dando información clara y constante de sus esfuerzos sustentables y del resto de sus operaciones a sus clientes, inversionistas, proveedores y demás grupos de interés.

Del total de las compañías que realizan informes de sostenibilidad en Europa, el 25% provienen de España. Esta conclusión es indudablemente un avance considerable para las empresas del país, mas todavía hay mucho por conseguir. Falta que una gran cantidad de negocios se unan a este trabajo y no hay que dejar de lado el tema de regularizar a las PyMEs, que igualmente han probado su voluntad de contribuir a la responsabilidad social y la sustentabilidad.

La intención de ambas caras del sector privado ya es manifiesta; no por nada dos corporativos españoles –Iberdrola e Inditex– se encuentran en el índice de sostenibilidad Dow Jones, uno de ellos con una calificación superior al 98% de las 88 empresas incluidas en su sector correspondiente. España lidera los esfuerzos de sostenibilidad en los rankings europeos y tenemos que ser más que proactivos para alcanzarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s