Comida hecha con residuos

 

originalEste restaurante quiere que te deleites con sus platillos elaborados con residuos de comida

Por Kenya Giovanini

La crisis ambiental no es la única amenaza que acecha al planeta. Existe una gran porcentaje de la población en el mundo que no tiene acceso a una buena alimentación y mientras algunas personas se dan el lujo de rechazar una manzana o cualquier alimento por no tener un aspecto perfecto, hay otras que valorarían comer esa fruta magullada.

Antes de continuar queremos preguntarte: ¿qué es lo primero que se te viene a la mente cuando escuchas “residuos de comida”?

Probablemente un montón de basura con mal olor o los pedacitos que quedaron en tu plato después de comer y si jamás pensaste en consumir algún platillo elaborado con estos trocitos, tenemos que presentarte un lugar que hará que cambies de opinión.

El nombre de este restaurante ubicado en Berlín, se puede traducir como “completamente satisfecho” y es precisamente esa sensación la que Restlos Glücklich quiere dejar en sus comensales.

 

Entre el 70 y 80 por cierto de los ingredientes utilizados en sus platillos son donaciones de grandes cadenas de supermercados y tienditas. Estos productos son rechazados por su mal aspecto, por tener algún golpe o simplemente porque ya no los quieren en sus estantes y Restlos Glücklich los aprovecha para elaborar ricas comidas.

Debido a que los alimentos pueden variar, el menú de este lugar es impredecible, así que un día puedes disfrutar de un platillo completamente vegetariano y pastel de chocolate o manzana para el postre y la semana siguiente deleitarte con una sopa cremosa de calabaza con aceite obtenido de este fruto, servido con pan de tomillo; suena delicioso, ¿no?

 

El desperdicio de alimentos es un grave problema que acosa al mundo. Las grandes cadenas de alimentos, a diario tiran grandes cantidades de alimentos pero existen muchas empresas que en lugar de arrojar estos productos a la basura, buscan organizaciones como este restaurante para donarlos.

Y aunque no lo creas otro importante contribuyente en el desperdicio de alimentos proviene desde el interior de nuestras casas. ¿Cuántas veces has tirado una fruta por su aspecto?, ¿o un platillo porque creías que ya estaba viejo, cuando no era así? Sin duda demasiadas veces, más de las que podrías recordar.

 

Tan sólo en Estados Unidos las familias tiran alrededor del 25% de los alimentos y bebidas que compran. En Alemania tiran más de 24 millones de libras por año y en México diariamente se desperdician 30 mil toneladas de alimentos en buen estado, de acuerdo con el ex secretario de Desarrollo Social (Sedesol), Heriberto Félix Guerra.

¿A qué se debe este desperdicio? Algunas de las razones es porque la gente compra demasiado alimento y al final no consumen ni la mitad; otras veces las fechas de vencimiento influyen, ya que en ocasiones aunque tenga una fecha establecida, los productos suelen descomponerse hasta tres días después de lo indicado.

¿Qué está haciendo Restlos Glücklich para solucionar este problema?

Además de ofrecer alimentos nutritivos, elaborados con los residuos que no pudieron vender los supermercados y otros establecimientos, ha incorporado un taller para enseñarles a las personas a comprar alimentos de manera responsable y aprovechar todos los elementos que se encuentran dentro de las alacenas y el refrigerador.

El objetivo de este lugar es educar a la sociedad y crear conciencia sobre el consumo responsable y que todos los alimentos se pueden aprovechar. El dinero recaudado de cada uno de sus platillos o bebidas esta destinado a desarrollar proyectos educativos, clases de cocina o temas relacionados con alimentos y cómo reducir los residuos en el hogar.

 

Estoy completamente satisfecho de enseñarle a la gente a frenar este tipo de hábitos, además de que les enseñamos a cocinar y sacarle jugo a todos los ingredientes. Por ejemplo: si una zanahoria está un poco vieja pero aún es comestible, utilízala para elaborar una crema, comentó Hampel, miembro de Restlos Glücklich.

Lamentablemente en México existen muy pocos establecimientos comprometidos a reducir su impacto ambiental y social o con la iniciativa de ayudar a combatir este tipo de problemas globales que también existen en nuestro país.

Restlos Glücklich es un ejemplo de que lo que muchos consideran como basura para otros es un tesoro que supieron aprovechar para generar un impacto positivo en el mundo y como empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s