Ser Responsable

okm41Qué es la arquitectura de las decisiones y cómo puede impulsar acciones sustentables

A estas alturas, la mayoría de las personas ya sabemos qué acciones debemos tomar para cuidar al medio ambiente, pero eso no significa que las llevemos a cabo. Y si lo hacemos, lo más seguro es que sea fuera de la oficina.

Uno de los principales retos para las empresas es motivar a sus colaboradores para que hagan pequeños cambios que lleven a cumplir las metas de responsabilidad social al interior, ya que estos no suelen encontrar la motivación para preocuparse por la sustentabilidad en adición a su trabajo diario.

La arquitectura de las decisiones

La buena noticia es que hay una forma de influenciar las decisiones de las personas: la arquitectura de las decisiones. Este concepto se refiere a cómo el diseño y le presentación de las decisiones pueden afectar las acciones de los consumidores.

En un artículo para Sustainable Brands, Sille Krukow, experta en la intersección entre diseño y comportamiento, explica que el entorno debe ser creado de una forma que apoye las decisiones sostenibles y ofrece dos ejemplos claros.

En el primero, una escuela preparatoria quería reducir la cantidad de desechos de alimentos generados en su cafetería. Los expertos diagnosticaron que una causa de este desperdicio es que las personas sobreestiman cuánto necesitarán comer e idearon una solución muy sencilla: reducir el tamaño de los platos. Al hacerlo, la cantidad desechada disminuyó en un 19%. Este resultado, afirma Krukow, es mucho mejor que el que se lograría con tan solo educar a las personas sobre cómo actuar.

El segundo caso es el de la Universidad Rutgers, la cual buscaba que sus colaboradores sean más eficientes en su uso de las impresoras. En promedio, los trabajadores estadounidenses utilizan 10 mil páginas de papel impreso cada año, lo que equivale a 27 páginas al día. Ante esto, la mayoría de las organizaciones optan por generar conciencia en su equipo, sin mucho éxito.

La estrategia utilizada por la universidad fue cambiar la configuración de sus impresoras para que impriman de ambos lados de la página. Con este pequeño cambio, se logró que en cuatro años la cantidad de papel para impresión disminuyera en un 44%, el equivalente a 55 millones de hojas.

Krukow advierte que lograr este tipo de resultados a través de cambios en apariencia simple es un proceso sistemático que requiere de habilidades de investigación, diseño y metodología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s