Ayuda Voluntaria

shutterstock_294237518

Ayudar a quien lo necesita no es un lujo reservado para quienes pueden donar mucho dinero…

Cuando pensamos en hacer el bien, ayudar a quienes más lo necesitan o apoyar la causa de algunas organizaciones no lucrativas, a menudo creemos que se trata de una acción vinculada al factor económico y por tanto, reservada para aquellas personas que pueden hacer donaciones importantes, tal es el caso de algunas celebridades y empresarios de alto perfil. Sin embargo todos podemos hacer una diferencia y para lograrlo, es urgente romper este paradigma.

Ya sea que podamos hacer pequeñas donaciones monetarias o no, existen múltiples alternativas para generar un impacto positivo en nuestras comunidades a partir de recursos con los que todos contamos. ¿Quieres saber cómo puedes ayudar a otros sin dejar en cero tu cuenta bancaria? A continuación te presentamos algunas inesperadas ideas que sin duda resultarán experiencias grandiosas

1. Dona tu tiempo

El trabajo voluntario es posiblemente una de las alternativas más comunes a las contribuciones económicas cuando se trata de ayudar a una organización sin fines de lucro. A través de él, miles de personas en todo el mundo deciden atacar los problemas sociales desde su origen acercándose a las comunidades vulnerables para ofrecerles su ayuda.

Algunas empresas impulsan a sus colaboradores a realizar este tipo de acciones a través de programas corporativos, pero si este no es el caso de tu oficina o sus iniciativas no se alinean con tus intereses, siempre puedes acercarte a una organización por tu cuenta.

2. Presta tus habilidades

Ser un voluntario formal puede ser una experiencia increíble, pero no todas las personas pueden comprometerse de fondo con una organización; factores como el horario, la ocupación y el ritmo de vida actual intervienen al momento de tomar esta decisión, sin embargo no todo está perdido para ellos.

Algunos profesionistas han optado por donar sus servicios a organizaciones no lucrativas a través de proyectos individuales. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuenta con una plataforma de voluntariado en línea que puede ayudarte a identificar algunas oportunidades.

3. Elige comprar responsablemente

De acuerdo, no se trata exactamente de una forma de evitar gastar dinero, pero sí constituye una alternativa viable si quieres mejorar tu impacto social sin extraer efectivo extra de tu cartera. Transformar tu modelo de consumo y sustituir los productos que ya compras por opciones responsables que provienen del comercio local y dar prioridad a aquellos pertenecientes a compañías con buenas prácticas en responsabilidad social, te permitirá participar en la creación de un cambio positivo para tu comunidad.

4. Participa en grandes iniciativas

Empresas y organizaciones de la sociedad civil se encuentran en una búsqueda constante por innovar en sus esfuerzos de responsabilidad social y generar iniciativas que, además de impactar positivamente en las comunidades en las que operan, refuercen el vínculo emocional que mantienen con sus stakeholders. Aprovechar estos esfuerzos y sumarte a su colectivo puede ser una excelente alternativa para ayudar cuando no deseas gastar dinero.

El sitio VocaliD, por ejemplo, se ha encargado de recopilar grabaciones de donantes para ayudar a crear una voz para las personas que no pueden hablar. Para ello, los donantes deben capturar su voz de forma independiente durante tres o cuatro horas haciendo distintos sonidos y pronunciando una serie de palabras que serán almacenadas en un banco para posteriormente encontrar al destinatario adecuado.

5. Dona tu ropa

Seguro que se te había ocurrido antes, donar la ropa, frazadas y algunos objetos que ya no usas, pero se encuentran en buen estado, es una excelente forma de hacer más espacio en tu armario al tiempo que ayudas a quienes más lo necesitan. Así que ¿qué estas esperando? ese suéter que alguien te dio en Navidad y no utilizaste jamás podría estar dando calor a una persona sin hogar.

6. Jamás ignores a las personas que necesitan ayuda

Las personas que pertenecen a grupos vulnerables, especialmente quienes viven en situación de pobreza o no tienen un hogar, casi siempre son ignoradas de forma deliberada y parecen invisibles ante los ojos del mundo. Es por ello que en 2014, la organización New York Rescue Mission emprendió la campaña Make them Visible con el propósito de dignificarlos y demostrar que la pobreza es un problema real que se encuentra mucho más cerca de lo pensamos.

Así que la próxima vez que una persona solicite tu ayuda en la calle, por favor mírala a los ojos, expresa que te gustaría ayudar y deséale un buen día; así estarás contribuyendo a romper con un terrible estigma que a menudo los despoja de su identidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s