COMO PREVENIR ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL TRABAJO

accidente_de_trabajo

5 enfermedades relacionadas con el trabajo, sus causas y cómo pueden prevenirlas las empresas.

Tener un trabajo ofrece muchos beneficios más allá de los económicos: desd

e formar nuestra identidad hasta hacernos sentir útiles para la sociedad. Por desgracia, y sin importar cuál sea nuestro oficio o profesión, el trabajar también nos expone a diversos riesgos de salud.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) divide estos riesgos en dos. Las enfermedades ocupacionales son aquellas que se contraen como resultado directo de la exposición a factores de riesgo. Por ejemplo, un cáncer que sea resultado del manejo de sustancias tóxicas para una empresa. Por otro lado, las enfermedades relacionadas con el trabajo tienen múltiples causas, entre ellas el ambiente laboral.

Conoce a continuación cinco de las enfermedades relacionadas con el trabajo más comunes:

1. Desórdenes musculoesqueléticos:

Dolor de espalda via Shutterstock

Según los define el sitio web Healthy Working Lives, estos son aquellos que afectan a los músculos, articulaciones y tendones. Es un término general que incluye afecciones como el dolor de espalda, las cuales pueden causar dolor y reducción en la actividad y productividad diaria.

Estos desórdenes son un problema en casi todos los lugares de trabajo y son causados por acciones como cargar objetos, trabajar muchas horas seguidas sin descanso y el trabajo frente a computadoras u otras máquinas.

Qué debe hacer la empresa: no todos los desórdenes musculoesqueléticos pueden prevenirse, pero las empresas pueden ayudar a controlar las condiciones que los crean o empeoran. Para esto se deben identificar las actividades de riesgo, proveer de entrenamiento para realizar las labores de forma segura, así como de información sobre estilos de vida saludables y activos, entre otras cosas.

2. Desórdenes de las extremidades superiores:

Túnel carpiano via Shutterstock

Estos pueden ser parte de los desórdenes musculoesqueléticos, pero son específicos de los hombros y los brazos e incluyen condiciones como el síndrome de túnel carpiano y la tenosinovitis. De acuerdo con Healthy Working Lives, cuando un dolor constante en el brazo u hombro se deja sin tratar puede convertirse en un desorden de este tipo. No siempre son causados por el trabajo, pero algunos pueden hacerse más graves debido a las actividades de ciertos puestos.

No hay una causa concreta para estas dolencias, pero el sitio web afirma que son tres los factores que contribuyen: la postura o el ángulo del brazo, la fuerza o tensión que se crea en los nervios y tendones y cuánto tiempo se aplica esta fuerza.

Qué debe hacer la empresa: lo primero es evaluar los movimientos que los colaboradores hacen de forma repetida como parte de su trabajo, para después recurrir a expertos en ergonomía y hacer los cambios necesarios en el lugar de trabajo, además de ofrecer asesoría y entrenamiento a todo el equipo. Los líderes también deben asegurarse de que los programas de incentivos (como los bonos) no promuevan acciones riesgosas y pedir a sus colaboradores que reporten síntomas en etapas tempranas, para así proveer de tratamiento y rehabilitación.

3. Estrés y enfermedades relacionadas:

Estrés via Shutterstock

A veces parece que el estrés es inevitable, pero no debe ser sinónimo de tener un trabajo. Healthy Working Lives lo define como “la reacción adversa que tienen las personas a una presión excesiva”. Es decir, aparece cuando el trabajo excede la capacidad de la persona.

Enfermedades del corazón, afecciones gastrointestinales y dolores de cabeza y de espalda pueden ser manifestaciones físicas del estrés y tienen el potencial de volverse problemas de salud muy graves.

Qué debe hacer la empresa: los empleadores deben asegurarse de controlar los factores que se asocian al estrés relacionado con el trabajo, además de animar a sus colaboradores para que identifiquen y traten esta condición.

4. Síndrome de burnout:

Burnout via Shutterstock

En los últimos años se ha popularizado este término, que se refiere al “agotamiento debido a la vivencia en lugares de trabajo y siempre es de manera negativa”, según lo definió una representante del IMSS recientemente. Este se relaciona directamente con el estrés y también puede manifestarse con dolores de cabeza o espalda, pero la diferencia es que se trata de un sentimiento progresivo y crónico aún más grave.

Qué debe hacer la empresa: al igual que con el estrés, para prevenir se requiere dar un seguimiento individual a todos los trabajadores y proveer de información sobre estilos de vida sanos. Si un colaborador ya presenta el síndrome, es necesario reducir la carga laboral y tomar otras medidas que le permitan recuperarse.

5. Enfermedades respiratorias:

Asma via Shutterstock

Según datos el IMSS de 2013 citados por el sitio web Info7, estas afecciones, entre las que se encuentran refriados, bronquitis, enfisema, asma y pulmonía, representan casi el 10% de las enfermedades laborales en el país.

Qué debe hacer la empresa: debe asegurarse de contar con sistemas de regulación de temperatura y de ventilación adecuados. También es su responsabilidad educar a los colaboradores sobre métodos de prevención de contagio y asegurar que su equipo no inhale materiales potencialmente peligrosos.

Fuente: Expok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s