5 estrategias para adoptar hábitos más verdes

green-marketing-300x206

5 estrategias para convencer a tus familiares o colegas de adoptar hábitos más verdes

Qué pasa cuando tú vives apegado a las 3 erres (reciclar, reducir y reutilizar) pero las personas que te rodean no? Este es un problema muy común para quienes se interesan por la sustentabilidad y quieren ser una influencia positiva en su familia, amigos y hasta colegas de la oficina.

Algunas personas no se interesan por el impacto negativo de sus hábitos y puede ser difícil hablar con ellos sin que se pongan a la defensiva o ignoren por completo el tema, al encontrarlo aburrido. El blog Livegreen ofrece estas cinco opciones para tocar temas verdes y lograr cambios entre tus seres queridos.

1. Ármate de conocimiento:

Elige las áreas más importantes para ti y prepara información que respalde el por qué cambiar ciertos hábitos es importante. Pueden ser cosas sencillas como por qué es mejor comprar alimentos locales y orgánicos, conservar agua o reciclar más desechos, pero siempre apóyate en datos que expliquen cómo estas acciones benefician al medio ambiente.

2. Hazlo simple:

Es más fácil que una persona cambie un hábito si se encuentra una forma sencilla de tomar uno nuevo. Claro, esto puede significar aceptar una carga más grande al principio. Por ejemplo, si en tu hogar quisieras usar limpiadores no tóxicos, tendrás que comprarlos y colocarlos al alcance de todos. Lo mismo con el reciclaje: si quisieras que en tu casa u oficina se recicle más, puedes colocar un contenedor en un lugar de fácil acceso y ofrecer llevar los desechos al centro de reciclaje tú mismo.

Es decir, se trata de encontrar formas simples de ser más verde introduciendo cambios gradualmente a la rutina, en lugar de esperar un cambio completo de hábitos de la noche a la mañana.

3. Encuentra sus objeciones:

Discute con tu familia o colegas cuáles son las razones que les impiden ser más amigables con el ambiente, pero hazlo de una forma neutral, sin generar confrontación. Así podrás enterarte, por ejemplo, de que tu compañero de trabajo cree que los productos verdes no funcionan tan bien como los convencionales, o que tus pareja no tiene tiempo para hacer composta con los vegetales. Al conocer estos obstáculos puedes encontrar formas de trabajar en conjunto para llegar a una solución.

4. Muestra los beneficios:

De nuevo, hacer un poco de investigación funciona. Haz cálculos para mostrar cuál sería el ahorro de tomar acciones como apagar las luces innecesarias o usar menos agua y explica los beneficios ambientales y de salud de optar por productos orgánicos, locales o de comercio justo. Esta puede ser la motivación que las personas necesitan para unirse al estilo de vida verde.

5. Aprende a dejar ir:

Si ya intentaste con varias opciones pero no lograste convencer a tu familia, amigos o compañeros, tal vez sea momento de dejar ir el tema y hacer lo que puedas tú mismo. Debes decidir si una causa es tan importante que merece que busques un nuevo trabajo o un compañero de casa más ecológico o si puedes sencillamente hacer tu parte y aceptar que otros todavía no están a ese nivel.

 

Fuente: Expok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s