Injusticia Racial

Diversidad_Text

Miles de estadounidenses marcharon este sábado en las principales ciudades de Estados Unidos en protesta por la muerte de hombres negros a manos de policías blancos, en lo que consideran una injusticia racial.

Multitudes de jóvenes y viejos, negros y blancos salieron a la calle de las principales ciudades en EU, incluyendo Nueva York, Boston, San Francisco y Oakland, California. En Washington D.C., miles de personas marcharon hacia el Capitolio.

Los manifestantes exigen una respuesta más agresiva por parte del gobierno federal y afirman que su lucha es “por los derechos humanos”, en un creciente movimiento nacido por la decisión del gran jurado en Missouri y Nueva York de no procesar a los policías por la muerte de dos hombres negros desarmados.

Familiares de los cuatro jóvenes asesinados, Trayvon Martin, Michael Brown, Tamir Rice, Eric Garner y otros hombres negros desarmados, llenaron un podio en Washington.

“Este es un momento que hace historia”, dijo la madre de Garner, Gwen Carr. “Es tan emocionante ver a todos los que han venido aquí con nosotros. Miren la multitud —negros, blancos, están todas las razas, todas las religiones. Necesitamos permanecer de esta manera en todo momento.”

Mientras que Kadiatou Diallo, madre de Amadou Diallo, baleado 41 veces por cuatro agentes de la policía de Nueva York en 1999, levantó un ejemplar de la revista Time cuya portada hablaba sobre el asesinato de su hijo. Los oficiales fueron procesados por asesinato en segundo grado y otros cargos, pero fueron absueltos por un jurado.

“Hoy, 15 años después, estamos de pie juntos para exigir lo mismo”, dijo sobre la brutalidad policial. “Piensen en eso por un momento. Piensen en todos los jóvenes que nos han quitado.”

Añadió: “Este no es el final, debido al mar de gente que se levantó.”

Mar de gente

“Que mar de gente, dijo Lesley McSpadden, la madre de Michael Brown, quien fue fatalmente baleado en agosto pasado por un oficial en Ferguson, Missouri. “Si ellos ven esto y no hacen un cambio, entonces no sé lo que tendremos qué hacer”.

Miles de personas marcharon en Boston, partiendo desde el Capitolio del estado de Massachusetts. La policía arrestó a 23 personas por cargos de conducta desordenada según la policía estatal. Un hombre fue acusado de asalto y agresión a un agente de policía.

Desde el Washington Square Park en Nueva York, cientos de manifestantes marcharon a la sede de la policía de la ciudad, portando pancartas y coreando “No puedo respirar”—las últimas palabras de Garner— y “¿Como se deletrea racista?: NYPD”, refiriéndose al Departamento de Polícia de Nueva York.

La marcha fue en gran medida pacífica, aunque un manifestante de un grupo aparte arrojó una lata hacía la ventana de un coche de la policía de Nueva York.

“Estoy aquí como un hombre negro que tiene miedo de la policía”, dijo el manifestante Ahmad Greene- Hayes, “(un hombre) que tiene miedo de no saber nunca dónde podría terminar mi vida, sin saber cuándo podría ser (…) baleado por vigilantes o un guardia de seguridad o un oficial de policía (…) ese miedo, ese temor se arraiga más en mi conexión con mis antepasados (…) que fueron esclavizados, los que fueron golpeados durante el movimiento de derechos civiles (…) así que hay una larga historia a la que estoy conectado”.

Michaela Angela Davis, una escritora y frecuente invitada de CNN que participó en la marcha, dijo que las manifestaciones señalan un movimiento duradero.

“La autoestima colectiva que está sucediendo con estos jóvenes es muy poderosa”, dijo. “Ellos saben que son parte de la historia.”

Protestantes demandan cambio

En Washington D.C. muchos llevaban pancartas con mensajes ya familiares: “#Black lies matter (Las vidas de los negros importa)”, “Hold cops (Detengan a polícias)” y “I cant breathe” (No puedo respirar)”.

“Es el racismo sistemático que se inculca en nuestro gobierno”, dijo Shanna Lawrie, con las manos en el aire mientras marchaba hacia el Capitolio.

“Venimos en paz, pero venimos fuertes”, dijo Ashley Sharpton, hija del reverendo Al Sharpton, uno de los organizadores de la marcha de Washington. “Venimos con las demandas. Queremos que el gobierno se involucre.”

Los manifestantes exigien una respuesta federal más agresiva a los incidentes racialmente cargados de agentes policiales.

Otro manifestante fue Samaria Rice, cuyo hijo de 12 años de edad —Tamir Rice—, llevaba una pistola de juguete, cuando un oficial de policía de Cleveland le disparó en un parque. El forense médico local dictaminó que su muerte fue un homicidio.

Marc Morial, presidente de la Liga Urbana Nacional, dijo que los manifestantes están exigiendo que los policías porten cámaras integradas en los uniformes para que los fiscales especializados investiguen la mala conducta policial y las leyes contra la discriminación racial.

El concejero del gobierno de Nueva York, Jumaane Williams, que marchó en Washington, dijo que la protesta tenía que ir más allá de la brutalidad policial y que se deben de tratar temas como la vivienda , el desempleo y el mejoramiento de escuelas.

“Ahí es donde tenemos que dirigir la conversación”, dijo. ” Ahí es donde nace la rabia”.

Fuente: CNN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s