Un líder de confianza

Steve-Jobs-

La confianza es un ingrediente indispensable para lograr el éxito en una compañía, pero no es fácil ganarla. En un reciente artículo publicado en el blog de Harvard Business Review Jim Dougherty explica cómo el lograr generar confianza en su equipo fue un elemento clave para su éxito como CEO de la compañía de software Intralinks.

Cuando Dougherty entró al puesto, la empresa se encontraba en terrible forma, y tanto los clientes como los colaboradores estaban molestos con la situación, además de que existía un vacío de liderazgo. En este contexto, el ejecutivo decidió pasar su primer día en el call center, escuchando las múltiples quejas de los clientes. Esto no solamente le dio una idea clara de la situación y de las fallas de Intralinks, sino que también le envió un mensaje a sus nuevos subalternos, comunicando rápidamente que estaban ante un nuevo tipo de líder, y que el cambio sería rápido. En sus propias palabras:

Al liderar varias empresas, una de las lecciones más grandes que he aprendido es que establecer confianza es la mayor prioridad. Ya sea que uno se haga cargo de un departamento, división o empresa entera, o siquiera de un salón de clases, lo primero que hay que hacer es obtener la confianza de sus miembros. Muchos líderes están de acuerdo en teoría, pero pocos actúan en consecuencia.

La importancia de escuchar



Para el experto, sin confianza un líder no puede enterarse realmente de lo que sucede en la organización, porque los empleados tienden a ser más reservados y a avitar (o hasta ocultar deliberadamente) la verdad. Para evitar este tipo de situación, se debe conocer a todo el equipo lo más pronto posible, generando lazos con cada individuo.

Dougherty recomienda tomarse el tiempo (de ser posible, hasta la mitad del día laboral) para platicar con la mayor cantidad de gente posible, de forma individual o en pequeños grupos, recabando la mayor cantidad de información posible con preguntas como: “¿si te vieras en mi puesto mañana mi puesto, cuáles son las 3 primeras cosas que harías?” o “¿cuáles son las principales barreras para nuestro éxito y las 3 mayores oportunidades?” Los CEOs no suelen hacer esto porque suelen percibir que su trabajo es dirigir y dar información, no recibirla, pero están equivocados al creer que deben tener todas las respuestas.

Segundo paso: priorizar

En el caso de Intralinks, Dougherty se reunió con más de 60 personas, ganándose su confianza y aprendiendo mucho sobre los principales problemas dentro de la compañía, pero también sobre las posibles soluciones.

Después de seis semanas, la información era suficiente y el nuevo CEO ofreció a las gerencias recomendaciones específicas a través de más reuniones personales, donde explicó a cada individuo cómo ayudaron sus comentarios previos. Esto también generó confianza.

Unas semanas después, se implementó la nueva estrategia, y en los meses siguientes los resultados numéricos fueron excelentes. Dougherty afirma que el éxito hubiera sido imposible sin la cooperación de su equipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s