Ningún analfabeta ecológico debe graduarse de la universidad

Cambio_climatico__Muy_pronto_el_mundo_ya_no_sera_tal_y_como_lo_conocemos

Comienza en la Universidad Iberoamericana el Ciclo de conferencias “Nuevos paradigmas y universidad en el siglo XXI”

Ningún estudiante universitario debe graduarse si es un analfabeta ecológico que no entiende el problema del calentamiento global y el cambio climático, dijo en la Universidad Iberoamericana David Orr, especialista en diseño ambiental del Oberlin College de Estados Unidos.

Ante el inminente aumento radical de temperatura que tendrá el mundo nadie debe egresar de las instituciones de educación superior sin entender esto, agregó Orr durante su ponencia magistral “¿Hay esperanza?”, primera de las actividades del Ciclo de conferencias “Nuevos paradigmas y universidad en el siglo XXI”, organizado por la Ibero a través de su Departamento de Arquitectura y Programa de Medio Ambiente.

Debido a las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera hoy la Tierra está cerca de ser 2 grados centígrados más caliente que en 1890, una escala mayor de lo que se había pronosticado, lo que de continuar podría ser fatal, pues “si el planeta se calienta demasiado no sobreviviremos”.

Gran parte de ese calentamiento es evidente en los océanos, que actúan como una especie de ancla térmica al absorber el calor; pero alcanzado un punto de saturación dejan de absorberlo y la Tierra se calienta rápidamente.

Ante esa desestabilización del planeta, que entre otras cosas implica la extinción de las especies, el cambio climático debe verse como un problema sistémico, en donde la subsistencia de nuestra civilización depende de qué tan bien entendamos la relación entre nuestra conducta humana y el calentamiento global.

Un proyecto de sistemas en el que se debe pensar es la sustentabilidad, vista como un nuevo paradigma que aproveche el conocimiento tenido (por ejemplo en energías renovables) y la imaginación de los jóvenes, quienes deben participar más en el diseño de un mundo con conciencia de la naturaleza, además de considerar a su campus universitario un laboratorio para ver cómo participar en la solución del problema climático.

Un ejemplo es el Proyecto Oberlin en Ohio, Estados Unidos, que con una inversión cercana a los 16 millones de dólares (la mayor parte privada), trata de crear un modelo de sustentabilidad, integrado por un diseño ecológico que conlleva educación en la materia, cultivo de los propios alimentos, autosuficiencia energética y construcción de edificios verdes, entre otras acciones.

La idea del Proyecto Oberlin se está tomando para todo el centro de Detroit, con el fin de llevar lo aprendido a una escala de ciudad, regional, nacional y mundial. Europa y China han empezado igualmente a trabajar a escala urbana, con la sustitución de autos por bicicletas y combinando las áreas residenciales con las industriales para que la gente viva cerca de donde trabaja.

En “Nuevos paradigmas y universidad en el siglo XXI” destacados pensadores nacionales e internacionales discuten, desde muy diversas posiciones, cómo se están construyendo las nuevas maneras de ver, entender y experimentar la realidad, así como la forma en que ello interpela el quehacer de la universidad frente a un paradigma en crisis.

EXPOK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s