El presente y el futuro de los autos eléctricos en México

Las metas de reducción de gases contaminantes para 2020, representan una oportunidad para la introducción de autos eléctricos en México, según un estudio del Instituto de las Américas.

“Actualizar el inventario de vehículos con motores de combustión interna o incluso hacer inversiones masivas en el uso de transporte público serán insuficientes. “México deberá acelerar sus esfuerzos de adopción de vehículos eléctricos para alcanzar sus metas en materia de reducción de emisiones”, señala el estudio Vehículos Eléctricos en México: Una opción verde y viable para flotillas del instituto.

Actualmente, los autos eléctricos Leaf de Nissan y Volt de General Motors se están probando de manera experimental como flotillas en el Distrito Federal. El Leaf de Nissan circula como taxi eléctrico y el Volt de General Motors como flotilla para ejecutivos de la empresa General Electric.

Pero ninguno de los dos modelos está disponible para el público en general.

Lourdes Rocha, analista de Banamex, considera que para que los autos eléctricos sean una opción para los consumidores mexicanos, se requiere la implementación de una política pública que otorgue subsidios para la compra de estos vehículos ya que cuestan mucho más que una unidad convencional a gasolina.

“También se necesita infraestructura para que esos autos tengan facilidades para desplazarse de un lado a otro y no haya problemas de recargar baterías”, dijo Rocha.

En 2013 se sumará el Mia, un vehículo proveniente de una compañía franco alemana de coches eléctricos que se comercializará a través de Corporación Mexicana de Autos Eléctricos. Se contempla la venta de un auto para tres pasajeros y una minivan para carga.

Miguel León Garza, experto en Industria Automotriz del IPADE, dijo que el precio tentativo del Mia es de 200 mil pesos y que analizan la posibilidad de que se alquile la batería para que se pague por kilómetros recorridos.

“Este modelo se puede conectar a cualquier fuente de poder, en la casa o en el trabajo, pero todavía hay huecos en cuanto al costo de estas recargas.

“Los expertos dicen que un auto eléctrico conviene mucho más que uno a gasolina, pero toda la infraestructura está diseñada para el parque vehicular a gasolina”, explicó.

Según el Instituto de las Américas, el uso de un auto compacto promedio en comparación con un vehículo eléctrico como el Volt, alcanza el punto de equilibrio en costos de propiedad entre ambas tecnologías cuando el recorrido diario es de 250 kilómetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s